Gestión inteligente de la energía

Conducción eficiente

Es parte importante de la estrategia Efficient Dynamics de BMW. El ahorro de energía es una meta fundamental para los fabricantes. El Eco Pro determina el mejor momento para apagar el motor, lo que permite cubrir el máximo número de kms posible con el motor eléctrico, sin generar emisiones.

BMW propone una serie de soluciones técnicas para ampliar la autonomía de sus futuros autos eléctricos e híbridos. Aplica el principio de la bomba de calor, la regulación térmica de superficies con rayos infrarrojos y el control del accionamiento de los segmentos de la tapa de la entrada de aire. En función de los datos de navegación, el sistema de gestión inteligente de energía, determina el mejor momento para apagar el motor de combustión. Esto permite cubrir el máximo número de kilómetros posible con el motor eléctrico, sin generar emisiones.

La gestión inteligente de la energía es una parte muy importante de la estrategia Efficient Dynamics de BMW. El ahorro de energía es una meta que tiene prioridad para los fabricantes. Primero por las exigencias reglamentarias que obligan a los fabricantes a buscar nuevos caminos para cumplir los requisitos y segundo, porque el ahorro de carburante es esencial para cumplir con las emisiones.

El sistema ECO PRO de BMW establece una serie de estrategias en diferentes sistemas del vehículo para conseguir una gestión eficiente de la energía. El sistema de control de la caja de cambios y el correspondiente asistente anticipativo son capaces de conocer el trazado de la calle, la presencia de subidas y bajadas y la existencia de límites de velocidad. El sistema tiene en cuenta estas informaciones que inciden en la selección de la marcha y en la velocidad del auto. El sistema incluso conocerá el radio de una curva antes que el conductor empiece a girar el volante. Dependiendo del modo seleccionado por el conductor (Sport, Confort ó Eco Pro), el sistema de gestión anticipativa del conjunto propulsor prepara al auto para maniobrar en función de las circunstancias inmediatas y del comportamiento característico elegido por el conductor.

Si el conductor elige el modo Sport, el sistema de gestión anticipativa del conjunto propulsor utiliza las informaciones provenientes del navegador para cambiar las marchas más rápidamente. También tiene en cuenta la activación de las luces intermitentes, independientemente del trazado de la ruta.

Activando el modo ECO PRO se ponen en funcionamiento diversas funciones que permiten reducir el consumo hasta 25%, dependiendo del estilo de conducción. Por ejemplo, el navegador propone una ruta e informa sobre la cantidad de combustible que se podría ahorrar. Si lo desea el conductor, el asistente ofrece sugerencias destinadas a aumentar la eficiencia del auto. La conducción en «modo de planeo» permite desacoplar el motor de combustión en fases de deceleración a velocidades entre 50 y 160 km/h. Cuando el conductor retira el pie del acelerador, el auto sigue avanzando sin que intervenga el arrastre del motor, por lo que la deceleración es mucho menos acentuada. En esa fase, el motor funciona en ralentí, consumiendo una mínima cantidad de combustible. De esta manera es posible aprovechar la energía cinética, es decir, el «impulso» del auto. Y si, además, el conductor opta por un estilo de conducción previsor de acuerdo con las sugerencias del asistente anticipativo, es factible reducir el consumo en hasta 5%.

El sistema de navegación Professional propone al conductor la ruta más rápida, corta y, además, la más económica hacia el destino. Para aprovechar el potencial de ahorro que ofrece ECO PRO Route, es necesario haber activado antes el modo ECO PRO. El sistema se encarga de seleccionar la ruta considerando la situación actual del tráfico y los trayectos posibles. Así con este nuevo sistema, el conductor tiene la posibilidad de decidir entre el tiempo y el ahorro. El sistema le indica el ahorro posible en la ruta, expresado en porcentaje. Si se produce una retención de tráfico, además propone rutas de alternativa. Y los cálculos realizados también tienen en cuenta el estilo de conducción del conductor. Para hacerlo, el sistema recurre al consumo pasado del auto en diversas circunstancias de conducción.

El conductor tiene la posibilidad de analizar su propio estilo de conducción mediante la aplicación gratuita del ECO PRO Analyser de BMW Connected Drive. Con esta aplicación puede transmitir de manera sencilla sus rutas registradas a su iPhone. Una escala con puntuación mediante estrellas le indica la eficiencia en la conducción. Así obtiene una información clara sobre su propio estilo de conducción, que le permita efectuar las correcciones necesarias para ahorrar más combustible en el futuro. En resumen, con el modo ECO PRO es posible reducir en hasta 20% el consumo, dependiendo del estilo personal de conducción. El sistema de gestión inteligente del conjunto propulsor con la función de conducción en «modo de planeo», el asistente anticipativo y la función ECO PRO Route pueden reducir adicionalmente el consumo en aproximadamente 5%.

Para determinar la estrategia de ahorro de energía, también se tienen en cuenta los datos de los sistemas de a bordo, como las funciones de confort e incluso la situación topográfica. De esta manera, el BMW Concept 5 series ActiveHybrid cuenta con información sobre las pendientes para garantizar un empleo óptimo de los distintos modos del motor híbrido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here