Hanse E-motion Rudder Drive Más que un motor eléctrico

0
91

Mejora la maniobrabilidad, así como un desplazamiento silencioso que no genera emisiones. Permite encauzar el empuje en la dirección de la posición del timón y girar sobre su propio eje sin tomar impulso, hacia adelante y hacia atrás.

Hanse siempre ha sido sinónimo de fuerza innovadora y espíritu emprendedor. Basados enlos avances de la tecnología, han surgido numerosas novedades que han contribuido a la formación del carácter extraordinario de la marca.

En tal sentido, el nuevo Hanse 315 e-motion rudder drive que ha revolucionado los principios básicos de la forma de desplazamiento del yate de vela a motor, logra desarrollar en colaboración con las firmas Jefa y Torqeedo, un sistema eléctrico que no solo reemplaza al motor diesel y sus componentes, sino también gracias a la tecnología, Saildrive (sistema de transmisión engranado de manera que acciona un eje intermedio vertical que se extiende hacia abajo a través del casco, por lo que reduce la marcha de la hélice, la vibración y es más eficiente). Además, el motor eléctrico de 4 kW viene equipado con una hélice plegable integrada en la pala de timón.

Ventajas

La ventaja principal de este sistema es la mejora considerable de la maniobrabilidad, así como un desplazamiento silencioso que no genera emisiones. El motor montado en el timón permite encauzar el empuje en la dirección de la posición del timón. La mayor amplitud de la oscilación del timón con un total de 100º permite al nuevo Hanse 315 e-motion rudder drive girar sobre su propio eje sin tomar impulso, hacia adelante y hacia atrás. Al atracar y desatracar desde el lateral, la popa del yate puede arrimarse al pantalán con precisión gracias al motor, lo cual es una ventaja especialmente en caso de viento o puertos estrechos.

  • 100 kg menos de peso total
  • Casco sin abertura para el saildrive – Menor resistencia durante la navegación
  • Apenas hace ruido
  • No huele a diesel
  • Necesita poco mantenimiento (sistema sencillo sin demasiadas piezas móviles)
  • Las baterías puede volver a cargarse en el amarre

El sistema consta de 2 a 4 baterías de iones de litio que permiten al yate desplazarse hasta 30 millas marítimas con el mar en calma y 4,5 nudos. A velocidades bajas, la autonomía aumenta considerablemente. La velocidad máxima asciende a 6,1 nudos y, por consiguiente, se sitúa apenas por debajo de la velocidad máxima de la maquinaria diésel. Gracias al cargador rápido integrado, en tan solo 3 horas, el nuevo Hanse 315 e-motion rudder drive recupera la carga y está listo para la próxima aventura sin emisiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here