El mejor auto de carreteras del mundo

Su diseño genera mejor carga aerodinámica que cualquier auto de carretera. 916 CV (903 hp) producidos por un motor de gasolina V8 biturbo y 3,8 litros junto con otro eléctrico, que ofrecen una velocidad máxima limitada electrónicamente a 350 km/h (217 mph).

El sorprendente McLaren P1™, tiene un objetivo claro: ser el mejor auto para pilotos en carretera y en pista. Para conseguirlo, McLaren aprovecha sus 50 años de experiencia y triunfos, especialmente en los campos de la aerodinámica y de la tecnología de fibra de carbono ultraligera.

El resultado es un vehículo sin precedentes con niveles similares a un auto de carreras GT3 e incluso con un efecto de succión superior. Su carga aerodinámica no sólo mejora el agarre en curva y frenadas, sino que también ayuda a mantener el equilibrio, estabilidad y conducción a cualquier velocidad.

Hecho para ser el mejor auto para pilotos del mundo y por ello su rendimiento es excepcional en línea recta y respuesta de aceleración instantánea. El McLaren P1™ incorpora una cadena cinemática IPAS gasolina-eléctrica con un motor mejorado de gasolina V8 de doble turbo y 3,8 litros junto a un motor eléctrico. Este conjunto se conoce como “el M838TQ”. Su potencia combinada es de 916 CV (903 hp), con la potencia absoluta que resulta de la capacidad del motor eléctrico para ofrecer un par inmediato, lo que confiere una sorprendente respuesta a la cadena cinemática. Asimismo, es increíblemente eficiente. Las emisiones de dióxido de carbono no superan los 200 g/km, y puede recorrer más de 10 km en modo eléctrico.

La velocidad máxima está limitada mediante un sistema electrónico a 350 km/h (217 mph), con una aceleración inicial en seco de 0 a 100 km/h en menos de tres segundos. El McLaren P1™ puede arrancar y llegar a los 200 km/h en menos de siete segundos, y a 300 km/h en menos de 17 segundos. O sea, en cinco segundos menos que el McLaren F1.

El McLaren P1™ es el superauto más emocionante, tecnológicamente avanzado y el más dinámico que se haya diseñado jamás”, afirma Paul Mackenzie, director de programa del McLaren P1™. Su increíble tecnología incluye la aerodinámica activa y suspensión ajustable, que ahora están prohibidas en la Fórmula 1, ya que dan claras ventajas de rendimiento. El flujo del aire sobre la carrocería está optimizado mediante el uso de un alerón activo y dispositivos bajo el chasis. El alerón trasero ajustable puede extenderse hasta 120 mm de la carrocería estando en carretera, y hasta 300 mm en pista, con lo que se maximizan los niveles de carga aerodinámica. Está directamente inspirado en el diseño de Fórmula 1, y la intersección del alerón trasero doble y el diseño de las placas de extremo es el mismo que el del MP4-23, el campeón del mundo de 2008.

Dispone de un control de altura de marcha regulable como parte de la nueva suspensión hidroneumática. El revolucionario RaceActive Chassis Control (RCC) que puede reducir la altura del vehículo en 50 mm en el modo Race, a fin de generar aerodinámica al nivel del asfalto. Presenta índices de rigidez adaptativos, control de balanceo, cabeceo y amortiguación, ofreciendo una amplia gama de configuraciones, lo que convierte al McLaren P1™ en el auto perfecto para carretera o pista. En el modo Race, los índices de rigidez aumentan 300%, lo que le permite trazar las curvas a más de 2 g.

El McLaren P1™ presume de tecnología inspirada en la F-1. El nuevo y revolucionario MonoCage de fibra de carbono forma una estructura completa que incorpora el techo del vehículo y su inconfundible entrada de aire, una prestación inspirada en el McLaren F1. La tecnología de carbono que lo compone ofrece ligereza, fortaleza y rigidez, con lo que mejora su rendimiento, la seguridad, control, agilidad, durabilidad, eficiencia y comodidad al volante. Los paneles de su estructura también están hechos de este compuesto ligero pero resistente.

Las pruebas de túnel de viento y modelado aerodinámico mediante CFD (dinámica de fluidos por ordenador) para optimizar el flujo aerodinámico, ofrecer increíbles niveles de carga aerodinámica y refrigerar la cadena cinemática, dieron como resultado 600 kg de carga aerodinámica a menos de la velocidad máxima (257 km/h / 161 mph) en modo Race, lo que es significativamente superior a la mayoría de los superautos de alto rendimiento.

Incluye los revolucionarios frenos cerámicos de capas de carbono, desarrollados por Akebono, el socio de F-1 de McLaren. El sistema de alta eficiencia IPAS (Instant Power Assist System) es un desarrollo del KERS (Kinetic Energy Recovery System) que se utiliza en los autos de Fórmula 1, e incorpora el sistema DRS (Drag Reduction System), con lo que consigue más potencia y velocidad en rectas con solo pulsar un botón. Brake Steer (tecnología prohibida en la F-1) también se utiliza en el McLaren P1™, lo que mejora el comportamiento y la velocidad en curvas.

El diseño biplaza con el motor en el centro refleja los requisitos aerodinámicos necesarios para satisfacer el ambicioso objetivo de la marca. Pero lógicamente, también querían hacer un impactante “superdeportivo” de aspecto deslumbrante. La prioridad era conseguir rendimiento a alta velocidad a la par de un absoluto control, lo que deriva de una aerodinámica de última generación. La construcción en fibra de carbono resistente significa que los paneles pueden ser “multifunción”, o sea, toberas de respiración y soporte para carga. Su compleja estructura convive con un acabado de primera calidad, gracias a la solidez del carbono. Solo se utilizan cinco paneles: frontal, capó, trasero y las dos puertas”.

Su altura es muy baja (1.138 mm en modo Race), y el frontal es bastante más pequeño que el del 12C. Su coeficiente de resistencia es de 0,34. El nuevo MonoCage de fibra de carbono forma una estructura completa, que a diferencia del 12C incorpora el techo y su tan particular admisión de aire. Asimismo, el monocasco incluye la electrónica y la batería del IPAS, a la vez que cumple con las exigencias de la FIA y satisface los requisitos internacionales de seguridad en caso de accidente. El MonoCage apenas pesa 90 kg, por lo que cuenta con una de las carrocerías de fibra de carbono más ligeras de la actualidad. Para conseguir una única estructura, se implementa una combinación de la tecnología de pre-impregnación autoclave y moldeado por transferencia de resinas de precisión (RTM).

La producción del McLaren P1™ se limitará a 375 unidades, y comenzará más entrado el año en curso en las nuevas instalaciones del McLaren Production Centre (MPC), en las que se invirtieron 40 millones de libras esterlinas, ubicadas en Woking, Surrey, Reino Unido. La producción se realizará conjuntamente con la del 12C y el 12C Spider. El MPC está justo al lado del McLaren Technology Centre, en donde se concibió (y en donde tiene su sede el equipo de Fórmula 1 de McLaren).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here