La Antro Moveo es una scooter que pesa 25 kilos, con un motor eléctrico que la convierte en un vehículo limpio, ya que reduce las emisiones de dióxido de carbono. Se puede plegar como una maleta con ruedas.

La empresa húngara Antro presentó lo que se ha considerado como el primer prototipo de la moto del futuro. Se trata del modelo Moveo, que es una motocicleta scooter urbana ligera, eléctrica y plegable que aspira iniciar su comercialización a mediano plazo en el mercado europeo.

La Moveo con un peso de apenas 25 kilos, tiene como particularidad especial, que su cuerpo producido en fibra de carbono puede ser plegado a la mitad y llevado como equipaje de mano con ruedas. Además posee un motor eléctrico que desarrolla una velocidad máxima de 45 kph, que la convierte en un vehículo de transporte ideal para la ciudad, con un consumo medio de 100 kilovatios hora, que le proporcionan 40 kilómetros de autonomía y estabilidad.

Su batería de alta capacidad cuenta con una vida útil de 35 mil kilómetros, pudiendo conectarse a cualquier toma eléctrica, para una recarga total en 60 minutos.

Este vehículo unipersonal fue diseñado para desplazarse en espacios urbanos y está dirigida a un amplio espectro de usuarios, pensada para sustituir al vehículo privado en los trayecto cortos.

Al ser plegable facilita que se pueda combinar su uso con la red de transporte público. Su ligereza es compatible con seguridad en el desplazamiento por carretera.

Aunque se trata de una moto pequeña, compacta y no disponer de una línea de ensamble masivo, la Antro Moveo podría tener un precio que oscilaría entre los 3.000 y 5.000 dólares. La fabricante considera que para reducir los costos sería necesario automatizar la producción hasta alcanzar las 15 mil unidades al año.

El grupo Antro, es una organización sin fines de lucro con sede en Oriszentpéter, Hungría donde laboran ingenieros, diseñadores industriales y economistas, que en todo momento están buscando soluciones a través de diseños acordes a las necesidades actuales de movilidad y respeto con el medio ambiente.

El problema de este modelo es que al parecer es insostenible, y no solo desde el punto de vista de la escasez de reservas de combustibles fosiles, sino del colapso que supondría la presencia del vehículo privado en las calles de nuestras ciudades, debido a su volumen y la infrautilización del mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here