AUTONOMÍA Y EFICIENCIA PARA 2016

Peugeot – Citroën, y Bosch muestran sus últimos desarrollos e innovaciones en tecnología híbrida que asocia el uso de una planta motriz a gasolina y un motor cuya energía procede de un acumulador hidráulico que empleará un fluido a muy alta presión.

Se trata de una novedosa tecnología denominada Hybrid Air, que recupera la energía de las frenadas en forma de presión hidráulica, haciendo uso de dos depósitos, uno de baja y otro de alta presión. Un motor hidráulico será capaz de mover el vehículo en solitario o como apoyo al térmico por debajo de los 70 km/h, momento a partir en el que solo funciona el térmico.

Una de las principales ventajas es su presunta sencillez y bajo costo, ya que al no estar sometido al desgaste de las baterías se presume además una gran durabilidad al conjunto. Entre 60 y 80% del tiempo se podría conducir en modo hidráulico. Además el Hybrid Air ofrece un ahorro de 45% de combustible en conducción urbana y el consumo en ciclo mixto será de 2,9 l/100 km, con unas emisiones de 69 g/km de CO2. La idea es instalar este sistema en autos urbanos de los segmentos A y B para ese mismo año. Este nuevo diseño híbrido hidráulico servirá para ofrecer en el mercado una alternativa económica de reducidas emisiones en segmentos más accesibles.

La tecnología hybrida- hidráulica promete una alta eficiencia y mayor grado de fiabilidad con el paso del tiempo al no estar expuesto su sistema de acumulación de energía a variables como ciclos de carga, sistemas térmicos o convertidores. PSA ha tomado como base de partida un Citroën C3 de la actual generación para mostrar las cualidades de este sistema. El mayor beneficio de esta tecnología se efectúa en entornos urbanos, donde estiman que 80% de los trayectos podrán realizarse empleando la energía acumulada en el tanque de aire comprimido.

A nivel acústico se apunta a un confort mejor que el extraído de la propulsión eléctrica y a una entrega de empuje más efectiva. Más allá de su planteamiento técnico y de sus más que probadas posibilidades, la tecnología híbrida hidráulica es la única tecnología actual que realmente ofrece un compromiso de emisiones cero durante su uso, pues la energía regenerada y empleada parte del uso de aire comprimido. Sin duda, una de las mayores ventajas del uso de un híbrido hidráulico frente a un híbrido eléctrico.

La tecnología Hybride Eco por su parte, (tecnología también confeccionada por PSA Citroen-Peugeot) es un sistema híbrido eléctrico apoyado en una instalación de 48 voltios paralela al fluido eléctrico convencional de 12 Voltios. Mediante la acumulación de energía en una batería de Ion-Litio ubicada en el maletero, los vehículos dotados de este sistema podrán disfrutar de una leve autonomía en modo eléctrico, una mayor eficiencia de las mecánicas frente a microhíbridos y un costo más ajustado que optar por un solución híbrida plena.

A diferencia de la tecnología Hybride ECO, el sistema HYdole se trata de un diseño de vehículo híbrido enchufable que permitirá una autonomía de 500 kilómetros, un empleo de la propulsión eléctrica para 80% de los trayectos habituales realizados en trayectos urbanos y unas emisiones de CO2 que se situarán por debajo de los 30 gramos.

Ambos son diseños experimentales de PSA Peugeot, cuya tecnología de vanguardia pasa en la actualidad por la fórmula híbrida asociada a mecánicas diesel bajo la denominación HYbrid4, pero a medio plazo se pudiese vislumbrar la convivencia de diferentes esquemas híbridos diseñados por y para modelos y segmentos específicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here