Los más fastuosos y llamativos vehículos de las más reconocidas marcas automotrices se dieron cita en la impactante gala norteamericana del fin de año, el Autoshow de Las Vegas. Un gran derroche de glamour, tecnología e innovación fue lo que prevaleció en la sala de convenciones del Convention Center de Las Vegas-Nevada, donde se celebró el SEMA Show 2017.

El SEMA Show de Las Vegas 2017, como todos los años, reunió a las mentes más brillantes de la industria automotriz y mejores productos de ésta en el centro de convenciones de Las Vegas, Nevada. Como parte de la AAIW, el SEMA Show convergen más de 100.000 líderes del sector automotor de más de 100 países para oportunidades de ganancias ilimitadas en la industria.

Como es sabido por todos, se trata del evento de comercio de productos automotores más importante de Estados Unidos, en el cual se dan cita cada año los más destacados profesionales del sector. Se celebró entre los días 31 de octubre al 03 de noviembre de 2017 en las instalaciones del recinto ferial del centro de exposiciones Las Vegas Convention Center, donde los asistentes observaron con admiración los más impactantes vehículos preparados, innovadores prototipos de vehículos que saldrán al mercado e impresionantes modelos 2018 y 2019 que presentaron las fabricantes automotrices, alardeando del derroche de tecnología en materia de seguridad y movilidad existente en ellos.

Igualmente, la industria mostró su oferta en Repintado y reparación de colisiones, Expo Mundial del neumático, Powered By TIA, Mercado de la restauración, Servicios comerciales, Tecnología y electrónica móvil, Deportes motorizados y vehículos utilitarios, Camiones, camionetas, todo terreno, Hod Rod Alley, Ruedas accesorios, Tools & Equipment, Motorismo y potenciación, Restyling y accesorios del cuidado del auto.
El salón del tuning y las preparaciones de referencia en Estados Unidos. Se celebra desde el año 1967 y abarca las distintas modalidades de personalización, tales como el tuneo, el hot rod, el off-road, la restauración y el restomod. El certámen cuenta con seminarios educativos, demostraciones de producto, eventos especiales y grandes oportunidades de negocio. En el SEMA Show destaca un área para que los preparadores muestren sus trabajos: desde el tunning puro y duro hasta vehículos de drag, pasando por restauraciones clásicas o los prototipos más espectaculares. En EEUU, la customización de autos es algo normal y muchas empresas se dedican a ello: unas simples llantas o cuatro detalles pueden cambiar por completo el aspecto de un vehículo y este evento, los preparadores se destacan.

Las fabricantes automotrices llevaron lo mejor de cada una y por supuesto, la ley comienza por casa, así que Ford particularmente, que siempre trata de generar impacto en SEMA, y lo ha hecho con los modelos Mustang y la F-150, esta vez su foco de atención estuvo en el Focus. Cuatro hatchbacks personalizados, fueron los escogidos para apropiarse de la popularidad del evento, como el año pasado cuando el Focus fue nombrado el “Hottest Hatch” del SEMA 2016.

En tal sentido Ford usará los modelos de rendimiento Focus RS y ST como base para los cuatro modelos en exhibición. El ST puede ser menos agresivo que el RS, pero el constructor Blood Type Racing es un show car. El modelo púrpura está equipado con lo que cabría esperar del constructor, incluyendo un turbocompresor actualizado, un sistema de escape de alto rendimiento y un kit de carrocería ampliada. Además, lleva una plataforma de aterrizaje de drones en su techo.

Los carros de demostración en SEMA basados en el Focus RS 2017 harían de extras perfectos en una película de Fast and Furious. El auto amarillo (fabricado por Universal Technical Institute, Tjin Edition y Pennzoil) cuenta con un escape de rendimiento, kit de cambio corto, intercooler mejorado, ruedas Rotiform de 19 pulgadas y suspensión y frenos modificados. El “triatleta” gris de apariencia sigilosa de VMP Performance, entre otras cosas, viene con una válvula de descarga de doble puerto que ayuda a ventilar el exceso de aire de la toma, reduciendo así el retraso del turbo y creando un sonido característico que podría dejar sordo a cualquier otro automovilista del camino.

Por último, el Focus RS “Rally Revival” (construido por Rally Innovations) imita el aspecto de los autos de rally que inspiraron a Ford a construir el RS. Las luces montadas en la rejilla le quedan muy bien, y Ford dice que la suspensión mejorada de este automóvil mejora la calidad y el rendimiento de la conducción. Ford construyó una versión de rally del Focus RS, la cual corrió a cargo del equipo Hoonigan Racing de Ken Block en el Campeonato del Mundo de Rallycross de la FIA, esto hasta que Ford y Block decidieron dejarlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here