Renovada y más delgada

Es una trail enfocada al asfalto, al turismo y a los largos viajes. Es totalmente nueva y diferente a su antecesora. Se ha buscado que no sea tan voluminosa como las rivales de parecida cilindrada.

Los diseñadores de esta Suzuki V-Strom 1000 ABS 2014 se han inspirado en otra moto de la marca japonesa, que en su época marcó toda una generación de motos Trail, la Suzuki DR750S, conocida como la DR-Big, la cual con su peculiar “pico de pato” indicó el camino a seguir por los demás. Su faro delantero recupera las líneas de otras motocicletas de la marca, como por ejemplo la Suzuki GSX-R. En el piloto trasero posee lámparas LED, mientras que los intermitentes utilizan tulipas transparentes. El asiento es lo más ergonómico y permite que el piloto llegue al suelo sin problemas, situándolo en un nivel más bajo, mientras que el pasajero queda en un nivel más alto, que deja su asiento a ras con la parrilla trasera para que se pueda instalar equipaje sobre ambos sin mucho problema.

El diseño de la nueva Suzuki V-Strom 1000 ABS 2014 tiene muy poco que ver con su antecesora. Posee una pantalla ajustable en tres posiciones tanto en altura como en inclinación. Pero para cambiar la altura se necesitan herramientas, mientras que el ángulo puede cambiarse empujando o estirando de la propia pantalla. Detrás de esta pantalla tiene un nuevo tablero de instrumentos, que sólo utiliza una aguja analógica para el cuentarrevoluciones. Todo lo demás es digital, y ofrece información sobre la velocidad engranada, velocidad instantánea, temperatura exterior, varios consumos, una alarma de helada y voltaje del alternador.

Además también informa sobre el control de tracción, muestra un reloj horario y una práctica barra que indica la cantidad de combustible disponible en el depósito de 20 litros (dos menos que la versión anterior). Estas opciones y pantallas pueden ser cambiadas desde un botón situado en la piña izquierda del manillar. Aunque, quizá lo más práctico de todo el tablero sea la conexión de 12 v situada en él, que te evita largos cables y engorrosas conexiones para los accesorios que se supone que usarán los propietarios de esta moto.

El nuevo motor de la Suzuki V-Strom 1000 ABS 2014 tiene una arquitectura bicilíndrica en V a 90º con culatas DOHC de cuatro válvulas por cilindro. Pero de los 996 cc del motor anterior, pasa a los 1.037 cc, porque aún manteniendo la carrera los pistones pasan de 96 mm de diámetro a 100 mm. En las culatas ahora hay dos bujías de iridio en lugar de una. Estas cuentan con una bobina de alta cada una, así se controla mejor el funcionamiento del motor a bajas revoluciones. El rendimiento es de 100 cv a 8.000 rpm y el par motor es de 103 Nm a sólo 4.000 rpm.

La alimentación es original de Suzuki, y ahora con diez agujeros, que mejoran la eficiencia, consiguiéndose consumos de hasta 4,78 litros a los 100 km y cumplir la normativa Euro3. Otros detalles mejorados son el sistema de control de la inyección, diseñado en exclusiva por Suzuki, o la gestión electrónica de toda la moto de la que ahora se encarga una centralita de 32 bits. Se ha eliminado el radiador de aceite y se logra ahorrar hasta 1,5 kg en el peso final. El embrague utiliza un sistema de deslizamiento controlado para hacer más cómodas las reducciones. En la caja de cambios la sexta velocidad fue re-diseñada para ofrecer más comodidad a los usuarios. Por último, el escape ahora es del tipo 2-en-1, con lo que se ahorra parte del peso de uno de los silenciosos. El escape cuenta con una válvula parcializadora para mejorar la respuesta en bajos.

Es la primera Suzuki equipada con un sistema de control de tracción. Un sistema que está comparando la velocidad de ambas ruedas, el giro del cigüeñal y la posición del puño del gas, y cuando detecta algún cambio brusco, toma las riendas del encendido y del suministro de aire a los inyectores. Esta comparación se realiza cada cuatro milésimas de segundo. El sistema se puede configurar en dos posiciones, yendo de más a menos intervención en la conducción. O directamente se puede desconectar.

El chasis se ha rediseñado partiendo del anterior, mejorando la posición de conducción, alterando unos pocos grados el triangulo definido por las manos, la cadera y los tobillos del piloto. Sigue siendo un doble viga de aluminio, aunque ahora pesa 13% menos que antes. La distancia entre el eje delantero y el eje de giro del basculante es más corta (6 mm). El ángulo de la horquilla delantera es un grado menos que en la versión anterior (25,5º por 26,5º) y el avance es dos milímetros menos. Estos sutiles cambios buscan un mejor manejo dinámico.

La lista de accesorios va desde intermitentes LED, faros anti-niebla, protectores de cárter en aluminio o plástico, protectores de manos, puños calefactables, pantalla elevada, protector de cadena en aluminio o una bolsa sobre depósito a juego con la moto. Los colores disponibles serán cuatro, rojo candy, blanco glaciar, negro chispeante y caqui desértico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here