El “Herbie” de calle

Volkswagen ha creado una serie especial del Vokswagen Beetle llamada 53 Edition en memoria del personaje de ficción “Herbie” creado en 1963.

El Volkswagen Beetle 53 Edition está pintado con el color blanco y las rayas rojo y azul características de Herbie, así como el número 53 que siempre lució en su frontal. También muestra en el portón del maletero una placa con el nombre coloquial Escarabajo. Parte del acabado Design con llantas de 17” Type One Design. En el interior, la guantera luce las franjas de Herbie. En su equipamiento destaca el asistente de aparcamiento Park Pilot que mueve el volante en la maniobra de aparcamiento tal y como lo haría el propio Herbie.

Herbie fue un personaje de ficción con forma de auto. Disney lo utilizó para la película “Cupido Motorizado” (The love bug) de 1969. Desde entonces protagonizó varias películas, la última en 2005.


 

Aerofex vehículo volador

La empresa californiana Aerofex, desarrolló un auto tripulado con dos rotores, mediante los cuales se despega del suelo, gira y aterriza.

El sistema de propulsión expulsa aire comprimido contra el suelo y el piloto que va sentado entre los dos rotores utiliza las rodillas para direccionar. Este vehículo puede alcanzar una velocidad de hasta 30 Km/h.

Esta compañía asegura que su prototipo no utiliza ningún software de vuelo, ni electrónico y mucho menos de cualquier tipo que pueda brindarle al “piloto”, control total sobre la inclinación y balance aunque hasta el momento no se ha demostrado la veracidad de esta información.


 

El carro más rápido… movido con queso

El mundo de los récords es inagotable… Ahora un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Utah, en Estados Unidos, estableció uno nuevo de velocidad de un vehículo con un motor movido por queso -así como lo leen- alcanzando 105,16 km/h.

El vehículo funciona con biodiesel derivado de la levadura de los residuos industriales de la producción de queso.

La velocidad alcanzada puede no parecer muy impresionante en comparación con las capacidades de un auto normal, pero el logro representa más de un año de trabajo. El dragster se diseñó desde cero y hubo que producir biocombustible adecuado en cantidades suficientes.


 

Rin de fibra de carbón

La empresa australiana Carbon Revolution presenta un rin 50% más liviano que una de aluminio convencional.

Según el director de ingeniería de Carbon Revolution, Brett Gass, “Crear una llanta compuesta en una sola pieza de fibra de carbón continua es particularmente desafiante, dada la complejidad geométrica a la que nos enfrentamos. Hemos desarrollado con éxito un tipo de arquitectura que optimiza las propiedades del entramado de fibras para responder al complejo rango de carga operacional a la que está sometida la pieza”.

En un principio, los rines están disponibles sólo para montarse en un Porsche 911, siendo compatibles con el sistema de control de presión y monitoreo de fábrica del vehículo. En los meses venideros, se ampliará el rango de medidas y compatibilidades para abastecer a un mercado ávido de novedades.


 

Kam el elefante y su Land Rover

Era a finales de los años 50 y el vehículo, un Land Rover Serie 1.

Este paquidermo era la atracción principal del circo londinense Bertram Mills que compró un Serie 1 de 1959 (la foto se tomó el 27 noviembre de ese mismo año) y lo modificaron.

Colocaron el volante en una posición central y un asiento más amplio y acolchado sobre el eje trasero, para poder soportar el peso del animal. Kam tenía que conducir el vehículo alrededor de la carpa del circo y, aunque lógicamente no sabía cambiar de marcha, el hecho de girar correctamente ya merece premio.


 

La EVuelta al mundo

El Citroën C-Zero consiguió entrar recientemente en la historia del automóvil gracias a dos aventureros franceses. La Odisea Eléctrica, la primera vuelta al mundo en un automóvil eléctrico de serie, regresó a su punto de partida, la ciudad francesa de Estrasburgo, el 24 de septiembre de 2012, tras 8 meses de viaje y después de recorrer 25.000 kilómetros por 17 países, en el que se realizaron cerca de 300 recargas.

Los dos protagonistas de esta aventura, junto al C-Zero, Antonin Guy y Xavier Degon, pudieron revivir, a su llegada, los mejores momentos de su hazaña en una videoconferencia con varios “pluggers” (personas que les cedieron sus tomas de electricidad para recargar el vehículo), a quienes conocieron durante su viaje. Ambos aventureros salieron con un doble objetivo: promover la imagen del auto eléctrico ante el gran público y demostrarle que es una alternativa útil y económica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here