Potencia para la construcción

Hará su debut oficial en el “Salón de Bauma 2013”, la feria asiática más importante dirigida especialmente al sector de la construcción, a celebrarse del 15 al 21 de abril.

El fabricante alemán de vehículos Mercedes-Benz, cumpliendo con su estrategia de mercado continúa renovando todos sus modelos. Esta vez, dedicándose especialmente al segmento de la construcción, presentará el Acrocs 2013, un camión polivalente que ofrece diversidad de opciones en cuanto a mecánica, eficiencia y tecnología de última generación; y que además viene a completar su gama de pesados compuesta por los modelos Actros (destinados a transporte en largas distancias) y Antos (hecho para distribución de cargas en radios cortos).

El nuevo Arocs fue diseñado para el trabajo duro por lo que ofrece un alto nivel de estabilidad y elevada capacidad de carga. Estará disponible en los modelos basculante, tractora, hormigoneras, con tracción total, en versiones de dos, tres y cuatro ejes y se comercializará con 16 variantes de potencia, que van desde los 238 hasta los 625 CV. Posee dos versiones Loader, cuyo objetivo es optimizar el peso en vacío para conseguir la máxima capacidad de carga y Grounder, diseñado para trabajar en condiciones extremas y desenvolverse a la perfección en los más duros terrenos.

Potencia

Una nueva generación de motores eficientes y con tecnología Bluetec, que cumplen a cabalidad con la normativa Euro VI, propulsarán esta gama de pesados para la construcción. Todos de seis cilindros en línea de 7.7, 10.7, 12.8 y 15.6 litros. Este último es completamente nuevo para la marca y se comercializará bajo la designación OM 473. Fue diseñado para conseguir una reducción de entre 0,5 y 1,5% en el consumo de combustible y está disponible con 517, 578 y 625 HP. Le sigue el OM 471 con una cilindrada de 12.8 litros y potencias de 421, 449, 476 y 510 caballos. El siguiente es el más económico y se trata del OM 470, de 10.7 litros, en el que 95% del par ya está disponible a 800 rpm. Está disponible con 326, 360, 394 y 428 caballos de potencia; y el más compacto de todos, es el OM 396, de 7.7 litros que viene con potencias de 238, 272, 299, 320 y 354 CV.

Cuenta con la transmisión automática PowerShift3, en versiones de 8, 12 y 16 velocidades, que mejora los tiempos de respuestas 20% respecto a la generación anterior. Esta caja cuenta con programas de conducción Offroad y Power, con tres modos de marcha para dominar a la perfección los terrenos no compactados. En la condición ‘Power’ los cambios de relación se efectúan a un régimen de 100 rpm, mayor que en el modo EcoRoll, en la que se desactiva automáticamente, si el conductor no solicita un par motor elevado del propulsor.

Para el Arocs se hicieron dos chasis diferentes: uno con huella estrecha y más flexible a la torsión para asegurar una buena tracción sobre terrenos no compactados en combinación con la suspensión mecánica, y otra con huella del bastidor ancha y suspensión neumática para garantizar una transmisión ideal de la fuerza y un comportamiento impecable en carretera.

Interior

Los conductores podrán elegir entre siete tipos de cabina en 14 versiones diferentes. Además de la cabina de 2,3 m en versiones L, M y S y algunas variantes de la espaciosa cabina de 2,5 m. Todas cuentan con un interior diseñado específicamente para este tipo de vehículos, aunque mantienen la imagen y algunos elementos heredados de la gama Actros de carretera. En el cuadro de instrumentos se muestran los modos de marcha. Además pulsando un botón, se activa un sistema que permite al conductor accionar y soltar sucesivamente el acelerador para balancear el vehículo hacia delante y hacia atrás. De ese modo es posible liberar el vehículo si las ruedas motrices se atascaran en un hoyo.

Seguridad

Su enorme potencia la desarrola con un par motor elevado y la convierte en prestaciones casi sin pérdidas gracias a la armonización ideal de los componentes de propulsión y tren de rodaje. A esto contribuyen los bloqueos de diferencial de acoplamiento escalonado y el sistema antibloqueo de frenos con tecla para desconexión, que aumenta la seguridad en pendientes sobre terreno no compactado, pues la rueda bloqueada origina una cuña de material que acorta la distancia de parada. Un sistema de frenos con regulación electrónica y función integrada permanente que se encarga de asegurar una buena transmisión de fuerza al frenar.

Adherencia

Ofrece tres variantes con tracción integral que aseguran un agarre excelente de las ruedas; si está previsto el uso por terrenos accidentados o si es necesario ponerlo en marcha en pendientes sobre terreno no compactado. Para los vehículos de carretera precisa tracción adicional, y se aplica el Hydraulic Auxiliary Drive, un sistema que en lugar de un diferencial clásico, utiliza motores en los cubos de las ruedas para propulsar el eje. De ese modo se ahorra peso y combustible, mejora la suavidad de marcha y asegura un contacto ideal con el pavimento en los modelos para carretera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here