Mercedes Benz SLS AMG Coupé Electric Drive

El deportivo eléctrico “Más potente del mundo”

El SLS AMG Coupé Electric Drive, es la versión eléctrica del deportivo estrella de la casa alemana, muy conocido por sus alas de gaviota y más admirado por su potencial sobre el asfalto. Se trata de una versión exenta de emisiones directas dotada de alta tecnología procedente de la Fórmula 1.

Concepto

Solo unos pocos de los deportivos más rápidos del mundo merecen el calificativo de superdeportivos. Son autos increíblemente rápidos, desproporcionadamente potentes, de estética atractiva y en gran medida, de precio inaccesible. Hasta la fecha no podíamos imaginar a ninguno de estos autos pertenecientes al selecto club de los superdeportivos movido por otro sistema de propulsión que no fuera un imponente motor de 8, 10 o 12 cilindros, pero las cosas están cambiando con el SLS AMG Coupé Electric Drive, que la ingeniería actual está preparada ya para producir superautos de cero emisiones, tan prestacionales o más que sus hermanos de gasolina.

Vanguardista, visionario, electrizante: el potente superdeportivo eléctrico sin emisiones directas. El SLS AMG Coupé Electric Drive va dirigido a los apasionados de los superdeportivos y de la técnica que se muestran abiertos a nuevas ideas y que se dejan cautivar por ambiciosas soluciones de alta tecnología que marcarán el futuro del automóvil.

El modelo con alas de gaviota más sugerente de todos los tiempos fue desarrollado íntegramente bajo la batuta de Mercedes-AMG GmbH. La batería de alto voltaje para el SLS AMG Coupé Electric Drive es el resultado de la cooperación entre Mercedes-AMG y Mercedes AMG High Performance Powertrains, con sede en Brixworth (GB). Los expertos en Fórmula 1 británicos se beneficiaron de su dilatada experiencia con el sistema KERS Hybrid.

Medidas y diseño

La carrocería tiene algunas diferencias con respecto al modelo con motor térmico y se ofrecen colores específicos, entre los que se encuentra el Electricbeam magno AMG opaco que se ve en las imágenes.

El Mercedes-Benz SLS AMG Coupé Electric Drive mide 4.64 m de largo y conserva las puertas en alas de gaviota, aunque incluye detalles diferenciadores, como la parrilla en panal, los faros negros y el spoiler frontal en fibra de carbono, que aumenta la carga aerodinámica en el eje delantero. Las llantas de aleación son específicas para esta versión, de 19” delante y 20” detrás (con neumáticos de ancho 265 y 295).

Motorización y aceleración

El innovador paquete de propulsión del SLS AMG Coupé Electric Drive convence y garantiza sensaciones al volante nuevas y electrizantes: Para mover este superdeportivo se requieren cuatro motores eléctricos síncronos de imanes permanentes, que son compactos; pesan 45 kg cada uno y pueden girar a hasta 13,000 rpm. Colocados en el centro de cada eje, dos delante y dos detrás, junto con las unidades de control de potencia, una por cada motor, y la caja de cambios (engranaje reductor).

Cada motor se encarga de hacer girar una rueda, así que el SLS AMG Electric Drive tiene tracción integral. Cada motor se controla electrónicamente para distribuir el par a cada rueda (Torque Dynamics).

Esto reduce el sobreviraje y el subviraje, mejora la conducción, reduce el giro de volante necesario para tomar curvas y asegura la tracción sobre pavimento deslizante. Tal y como están dispuestos los motores, el auto dispone de una suspensión independiente multibrazo en ambos ejes.

Su aceleración de 0 a 100 km/h es de 3.9“, 8 décimas menos que el V8 de gasolina, y alcanza 250 km/h, limitados electrónicamente. Para frenar tantos caballos se recurre a frenos de carbono cerámicos con discos de 402 mm de diámetro delante y 360 mm detrás.

Baterías

Las baterías son de iones de litio; están refrigeradas por líquido y tienen una capacidad de 60 kWh. Pesan 548 kg. Son 12 módulos cada uno, de los que encierra 72 células. Los módulos se agrupan en tres áreas diferentes, para aprovechar el espacio y repartir mejor el peso. La potencia total de salida de las baterías es de 600 kW, con una tensión de 400 V. El SLS AMG eléctrico tiene una autonomía media de 250 km, según el ciclo de homologación europeo NEDC.

Están dispuestas en doble T, en el vano motor, bajo el piso del habitáculo y detrás de los asientos. Son protegidas por un envolvente monocasco de fibra de carbono, integrada en el bastidor de aluminio del SLS AMG ED, que las protege contra cualquier intrusión o daño en caso de accidente.

Los motores tienen dos sistemas de refrigeración (delantero y trasero) y las baterías cuentan con uno propio. En verano, se complementa con el propio sistema de aire acondicionado del habitáculo.

Las baterías se pueden recargar en una toma de corriente convencional (230 V 16 A) en unas 20 horas. De todos modos, también admite recarga semi-rápida a 22 kWh, que llevaría algo menos de tres horas para recargarlas por completo.

Por dentro

El interior está realizado en cuero y fibra de carbono. En el interior, el tablero cuenta con una pantalla que informa la cantidad de energía que se recupera, las necesidades de potencia, la gestión electrónica seleccionada y también el estado de carga de la batería.

Entre el equipamiento de serie está presente, también, un sistema de conectividad multimedia, con pantalla a color y cámara de marcha atrás, que muestra información, como la distribución del par por ruedas, el consumo, la aceleración lateral y longitudinal, las temperaturas de los motores y de las baterías, etc.

Comportamiento y manejo

El conductor puede elegir tres comportamientos del sistema de Torque Dynamics a través de un mando giratorio: Confort: Para una conducción más tranquila y relajada.

Sport: Es un nivel equilibrado con un ajuste de la tracción más deportivo.

Sport plus: Es el ajuste más deportivo y ágil.

Estos modos modifican, también, la velocidad máxima alcanzable y la respuesta del pedal del acelerador.

Ruido simulado

Por ser un auto eléctrico, no emite sonidos de motor. En un auto deportivo, la melodía de su potente sonido le aporta deportividad y carácter a los autos de alta performance, en cambio, Mercedes ha optado por un sistema muy ingenioso utilizado en otros vehículos eléctricos: A través del sistema de sonido de alta fidelidad del auto, con 11 altavoces, se reproduce un sonido de motor típico de AMG y, a la vez, eléctrico (utilizando un sonido compuesto y, a la vez, el propio sonido de los motores eléctricos). Este sonido es totalmente dinámico y varía según la aceleración, la velocidad a la que se circule, o la retención.

Potente, voluminoso, dinámico, emocional y auténtico: el sonido del SLS AMG Coupé Electric Drive encarna la esencia del siglo XXI. Con ayuda de una serie de pruebas de gran complejidad y numerosos recorridos para fines de desarrollo, los especialistas de AMG han creado un sonido que refleja el extraordinario dinamismo de este súper deportivo único. Su característica señal de arranque con nada más pulsar el botón «Power» en la AMG DRIVE UNIT, los ocupantes perciben en cualquier situación un sonido diseñado a la medida: dinámico al acelerar, amortiguado al circular a temperatura constante y no menos característico durante la fase de recuperación.

La sonoridad no depende únicamente de la velocidad, del régimen de giro del motor y de la carga del vehículo, sino que refleja también la situación de conducción y el estado del vehículo. La generación de sonidos, la utilización de los ruidos inherentes al vehículo y la eliminación de ruidos parásitos permiten al conductor apreciar con seguridad el estado del vehículo y de la marcha. Esto es lo que los expertos denominan «soundcleaning». El responsable de la convincente calidad sonora a bordo es el equipo de sonido de gama alta incorporado de serie, con más de 1.000 vatios de potencia y once altavoces.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here