Recargas eléctricas eficientes

El objetivo es desarrollar una plataforma integral para la recarga de vehículos eléctricos, que permita instalarse fácilmente en parkings comunitarios y motive a los usuarios el cambio del vehículo de combustión por uno eléctrico gracias a un sistema sencillo de recarga.

Se trata de un proyecto de I+D+i que surge como parte de la tendencia del mundo del motor para enfocarse hacia sistemas de propulsión eléctrica. Dado que se espera un auge importante de este tipo de vehículos (EV), por lo que se plantea crear un sistema de recarga compatible con cualquier tecnología, ya que estas suelen estar enfocadas hacia el rendimiento y la duración de la recarga. Actualmente las recargas de las baterías de los vehículos duran unas 4 horas para una autonomía de 100 km y los fabricantes de baterías y vehículos eléctricos tienen líneas de investigación abiertas para reducir estos tiempos.

El sistema debe ser compatible igualmente con cualquier vehículo del mercado, para evitar problemas de estandarización como los que se han vivido en otras ocasiones. Uno de los principales beneficiarios del sistema debe ser la compañía eléctrica, ya que con este sistema incrementarán la base de clientes y de servicios que proveen, con el consecuente incremento de ingresos.

El sistema Domocell se enfoca, dentro del mundo del Vehículo Eléctrico, hacia el estudio de las redes de carga en edificios residenciales de las grandes y medianas ciudades. En la actualidad no existen puntos de recarga públicos y los domicilios no disponen en los garajes de tomas de corriente para poder cargar los vehículos. En tal sentido, se estudian costo de la infraestructura, mecanismos de facturación y cobro, o sistemas de transmisión de los consumos, como parte de este proyecto que pretende concluir con un sistema que permita a las grandes ciudades, compañías eléctricas, y ciudadanos, disponer de un mecanismo universal de recarga de vehículos eléctricos en entorno domiciliario.

Su estrategia de innovación basada en el I+D aplicado de redes inalámbricas, NFC, ZigBee, y PLC, permite diseñar un producto novedoso enfocado a mercado residencial con una inminente nueva demanda, cuyo objetivo es potenciar el uso de vehículos eléctricos en las grandes ciudades, debido a la gran concentración de vehículos que implica mayores consumos de combustible y contaminación. A parte, las redes viales que concentran la mayor parte del tráfico rodado de media y larga distancia que pueden ser foco para el uso de vehículos eléctricos.

En las grandes ciudades, la gran mayoría de las casas son bloques de viviendas con garajes comunitarios, en donde se encuentran los siguientes problemas al planteamiento de la recarga:

• No existen tomas de corriente individuales en las plazas de garaje.

• La energía eléctrica disponible en el garaje sería la luz, y de forma puntual algún enchufe en cada planta.

• El consumo de energía en estos aparcamientos está a nombre de la comunidad, y no se podría discriminar la carga efectuada por los propietarios si se engancharan a la red. Atendiendo al problema de las carreteras usadas para recorridos de media y larga distancia y otros factores como fraudes en las recargas, se hace necesario disponer de puntos donde los usuarios puedan realizar recargas, al menos, y teniendo en cuenta la velocidad de recarga y la distancia de los viajes, en la entrada de los núcleos urbanos, y además suponiendo que existan puntos de carga individuales en los garajes, será necesario evitar que cualquier vehículo pueda conectarse a cualquier punto de carga, e incluso que puedan realizarse “puentes” o conexiones piratas en la instalación.

Las problemáticas indicadas arriba pueden poner en peligro la difusión del vehículo eléctrico como medio de transporte: son los usuarios los que realizarán la compra de los vehículos y si encuentran dificultades frente al uso de los vehículos tradicionales, no realizarán el cambio. Como ejemplo de fracaso está mobipay (sistema de pago vía SMS) que debido a la dificultad de su uso, entre otros factores, no fue bien recibido por los usuarios.

En definitiva, se plantea a medio plazo la necesidad de:

• Disponer de un sistema de recarga, de despliegue sencillo, para instalar en garajes comunitarios.

• Prevenir el fraude en las infraestructuras de recarga.

• Identificar a los usuarios que realizan las recargas, para que únicamente paguen ellos por su uso.

• Adaptar la infraestructura de la red eléctrica al nuevo escenario.

En tal sentido que estudia el impacto de los vehículos eléctricos en la red de electricidad para diseñar una arquitectura de carga y comunicaciones válido para entornos domiciliarios en grandes urbe.

Para ello, se estudian modelos de negocio factibles y rentables dentro del mundo de la carga de vehículos que permitan a los operadores de energía analizar y anticiparse a los incrementos de demanda que la aparición del vehículo eléctrico pueda provocar y coordinar y combinar los conocimientos de empresas del sector TI y de la Energía, para obtener una solución óptima a este problema.

Beneficios que obtendrán los socios de DOMOCELL

– Conocimiento de mercados futuros en auge.

– Adquisición de experiencia en nuevas tecnologías de comunicación.

– Adquisición de experiencia en sistemas de energía eléctrica.

– Mejora de la cartera de productos mediante la especialización en un mercado nuevo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here