De la ficción a la realidad

La popularidad de ‘The Knight Rider’ (en español ‘El Auto Fantástico’) llegó a ser tal que logró convertirse en un sueño común para los amantes de los automóviles y la ciencia ficción. El famoso auto de la serie de TV de los 80 mostraba tecnologías que para la época eran fantasía pero hoy ya son reales.

Uno de los programas de televisión más famoso de los años 80, donde el protagonista era el llamado KITT un Pontiac Firebird último modelo que contaba con características futuristas y era el segundo automóvil con inteligencia artificial del planeta, después de su enemigo KARR.

La serie salió por primera vez en televisión el 26 de septiembre de 1982, pero la tecnología que mostraba el automóvil era adelantada para la época y aun no existían en la realidad.

Hoy en día, esa tecnología se ha convertido en realidad y muchas de ellas se integran en la mayoría de los autos modernos.

Conducción autónoma

Una de las características que hacían de KITT un auto fantástico era la posibilidad de conducirse solo, lo que le permitía a Michael Knight, su compañero y amigo, reproducir canciones, ver videos o divertirse con videojuegos mientras el carro lo conducía a su destino.

Actualmente, una serie de vehículos autónomos están siendo desarrollados por la Universidad de Stanford, la multinacional Google y otras organizaciones. Aunque ya hay algunos que han rodado experimentalmente, todavía no se venden de manera comercial. Los autos autónomos estarán disponibles para los consumidores en un futuro no muy lejano.

En 5 años las varias compañías como Audi, Volkswagen, General Motors – todas – van a tener carros que pueden manejar en la calle a bajas velocidades y en autopistas sin conductor. Un vehículo que tenga la autonomía suficiente para ir por las ciudades y que pueda determinar pasajeros, señales, otros vehículos y estacionarse adecuadamente ya dejó de ser un sueño. Ya habíamos hablado del carro sin piloto de Google y hoy presentaremos dos nuevos casos. Una primera aproximación se realizó en el Darpa Urban Challenge, en el que el equipo Victor Tango participó en este reto basado en un carro Hybrid Escape de Ford al que llamó Odin.

Odin es el resultado de la combinación de tecnologías de sensores tales como la visión por computador, telémetros láser, GPS diferencial y medición inercial. Aunque Odin quedó en tercer lugar en la competencia, por haber llegado en ese puesto en la carrera, fue el mejor intento por demostrar que el vehículo autónomo no está lejos. Este proyecto llevó a Dennis Hong, diseñador robótico y parte del equipo de Victor Tango a desarrollar un carro para discapacitados visuales.

Otra empresa que va en camino del carro autónomo, más recientemente, es Volkswagen, que a partir de una ley aprobada en Nevada, Estados Unidos, que permite el uso de vehículos autónomos, vio la oportunidad y comenzó con las pruebas en busca de la tecnología. La empresa alemana trabaja en el piloto automático temporal o TAP, que permite, en áreas donde se pueden predecir las condiciones, conducir el vehículo.

Sistema de entretenimiento

Actualmente existen formas de acceder a herramientas de entretenimiento en el automóvil desde cualquier lugar. La que resulta ser más cercana a los servicios con los que contaba KITT es The Aeon Project, un sistema de entretenimiento que utiliza realidad aumentada para que, por medio de aplicaciones, los conductores puedan acceder a información como temperatura, luz o lugares en el camino mientras el automóvil se maneja solo.

The Aeon Project trabaja en tres niveles principales: realidad aumentada, realidad mezclada y realidad virtual. En otras palabras: información de texto, integración 3D y el nivel más alto, la inmersión virtual completa.

El usuario tiene la libertad de controlar lo que quiere ver y, si quiere, solo ver el paisaje. Las aplicaciones podrían ser creadas, por ejemplo, por instituciones con el fin de promover el patrimonio de las ciudades donde el conductor podrá visualizar las historias detrás de cada arquitectura y conocer la historia de la ciudad.

Comandos de voz y GPS

Los que han visto alguna vez el Auto Fantástico saben que KITT contaba con inteligencia artificial, pues respondía a todas las preguntas y órdenes que su conductor, Michael le hacía, como si se tratara de otra persona, y de inmediato, localizaba lugares y tenía la capacidad de comunicarse en varios idiomas, algo similar a lo que hace el asistente de voz del iPhone, Siri.

Sin embargo, haciendo referencia a las tecnologías de los automóviles actuales, es importante tener en cuenta que marcas como Ford, con su concepto Evos, que fue presentado durante el CES 2012, han implementado tecnologías que permiten a los conductores dar órdenes al automóvil a través de comandos de voz para controlar no sólo el celular, el GPS o el radio del vehículo, sino también aspectos como el ambiente de la cabina.

Aceleración de un auto deportivo

En cuanto a las especificaciones de KITT es importante tener en cuenta su capacidad de aceleración: en un promedio de 2 segundos el Auto Fantástico podía alcanzar los 100 kilómetros por hora, además contaba con una caja automática de 8 velocidades.

Un ejemplo de un automóvil que actualmente alcance esa velocidad en pocos segundos es el del Lamborghini Aventador LP 700-4, un vehículo que alcanza los 100 kilómetros por hora en solo 2,9 segundos y tiene una velocidad máxima de 350 kilómetros por hora.

Pero más rápido aún, el Bugatti Veyron 16.4 Super Sport, que hace el 0-100 kph en 2,3 segundos y cuenta con 1001 caballos de potencia.

Con respecto a la caja automática de 8 velocidades del KITT, hoy en día existen desarrollos como la Caja automática de 9 velocidades ZF 9HP que se presentó como una mejora en ahorro de combustible.

Estrenada en el Land Rover Evoque, esta caja automática ha sido diseñada para mecánicas transversales, y es una de las más eficientes y técnicamente avanzadas del mercado.

Videollamadas

En los años 80 era imposible pensar en que algún día sería posible hacer llamadas telefónicas desde el automóvil y aún más si se podía ver a la persona del otro lado de la línea desde el vehículo, y esa era una de las características con las que contaba KITT.

Actualmente gracias a servicios como Skype o Facetime del iPhone. Es posible usar estas aplicaciones dentro del auto desde que éstos cuentan con conexión Wi-Fi.

Mercedes-Benz anunció recientemente que ha probado con éxito en aplicaciones de Internet de vehículos, incluyendo navegación web, actualizaciones de software de vehículos y VOIP – en un prototipo de red 4G.

General Motors ofrece un distribuidor-instalado el sistema denominado Chevrolet Wi-Fi por Autonet Mobile creando una conexión de 300 pies de diámetro alrededor del vehículo con una velocidad de hasta 1,5 mbps. En cambio Ford está adoptando un enfoque decididamente diferente, la opción para permitir a los consumidores de conectar sus propios módem USB.

De esta manera cada usuario se podrá conectar al módem y tener una conexión dentro del auto, ya sea un teléfono móvil, un computador portátil u otro accesorio con la capacidad de conectarse a una red Wi-Fi.

Hyundai y Peugeot, también comercializan autos con Wi-Fi en los que se pueden conectar hasta 5 computadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here